Europa como estado de ánimo

Europa como estado de ánimo

Autor: Luis Hernández Español

Blog de José Fariña: https://elblogdefarina.blogspot.com.es/2017/12/europa-como-estado-de-animo.html

 

Este artículo del Pr. Fariña se enmarca dentro de las actividades realizadas dentro de la asignatura de La Protección del Patrimonio Urbano y del Medio Natural. El artículo es un complemento del coloquio que realiza con sus alumnos. Desde el principio, el profesor, desarrolla un ensayo bastante crítico con la política desarrollada por las instituciones a nivel europeo en el marco de la cultura.

 

La acción más importante de los últimos años desarrolladas en materia de cultura por la U.E, el Año Europeo del Patrimonio Cultural, que se celebra durante 2018, tiene como principal objetivo el poner al alcance a todos los europeos su patrimonio, considerando los cambios de la revolución digital y la globalización.

 

El Pr. Fariña hace una revisión en detalle y de manera cronológica de las principales políticas culturales, comienza con el proceso de aprobación de una Agenda Europea para la cultura donde se establecen los principales objetivos estratégicos (promoción diversidad y dialogo intercultural, la cultura como canal de desarrollo de la creatividad y la promoción de la cultura como elemento esencia de las relaciones internacionales de la U.E). El Pr. Fariña critica que el Consejo de Europa lleve a cabo una política común destinada a promocionar la diversidad, ya que esta diversidad sería una de las características intrínsecas de la U.E. También critica de manera ácida tanto el segundo como el tercer objetivo establecido por el Consejo de Europa en el año 2007.

 

Entre los años 2008 y 2010, se establecieron una serie de ámbitos de actuación prioritarios (mejora movilidad de artistas y profesionales de la cultura, aprovechar el potencial de las industrias culturales, la promoción del patrimonio cultural, el multilingüismo, la digitalización, el turismo cultural y las sinergias educativas). Estos ámbitos de actuación son para el Pr. Fariña interesantes pero piensa que las instituciones europeas han sobreestimado su poder al pensar que podrían llevar a cabo todas estas acciones en un lapso de tiempo muy corto.

 

La cultura no es competencia de la U.E sino, de los estados miembros y por este motivo se crearon los llamados MAC (Métodos Abiertos de Coordinación). Los pasos a realizar por estos MAC son acordar una serie de objetivos comunes, hacer un seguimiento de los progresos y fomentar el aprendizaje mutuo. El MAC se recoge en la resolución fijando una serie de planes de trabajo trienales (Periodo 2008-2010, Periodo 2011-2014 y Periodo 2015-2018). De estos planes trienales surgieron los Foros de la Cultura que no han tenido una excesiva repercusión pero han permitido mantener un lugar de intercambio entre los países afectados. A partir del año 2015, la U.E promueve diálogos entre la Comisión Europea y el sector cultural, Voces de la Cultura, que tampoco han tenido la repercusión esperada.

 

En los años que transcurren desde 2007 y 2015, las políticas europeas a nivel europeo podría decirse que han sido muy criticables puesto que todas ellas han proyectado grandes objetivos pero los resultados no han sido los esperados.

 

Hasta este punto del artículo, el Pr. Fariña solo ha analizado el marco teórico de las políticas europeas pero no ha hablado de lo que realmente importa, es decir, el señor dinero. Ahora cita una serie de datos económicos que han invertido instituciones europeas culturales. El Pr. Fariña acepta que se ha invertido una suma de dinero importante, pero no sabe, si la cantidad de dinero ha tenido los resultados esperables.

 

La primera gran política a nivel europeo fue el Programa Cultura 2000 que se centró en el apoyo a proyectos artísticos y culturales. Este programa estuvo precedido por algunos programas pilotos como el Kaleidoscope (1994), Ariane (1997) o Rafael (1997). Se supone que el Programa Cultura 2000 se creó para impulsar una identidad cultural europea. Dentro de las iniciativas de este programa, puedo citar la Capital Europea de la Cultura.

 

En los últimos años, la U.E tiene una línea de actuación que se centra en el desarrollo de las actuaciones específicas como las Jornadas Europeas de Patrimonio, el Premio del Patrimonio Cultural de la U.E y el Sello de Patrimonio Europeo. En las siguientes líneas del artículo, el Pr. Fariña, critica estas líneas de actuación. Los últimos párrafos del artículo los dedica a analizar la declaración de Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018.

 

Después de su crítica ante esta celebración, el autor, plantea una serie de posibles soluciones y posible actuaciones que solucionen esta situación de gran crisis en la gestión cultural europea, que serían el respeto, sin que se haga necesario el dialogo intercultural y en segundo lugar, la creación de una cultura común que no implique la práctica desaparición de las culturas regionales o locales. Concluye diciendo que la situación actual de Europa, en materia cultural, es nefasta y de depresión, que requiere un análisis crítico y un paso urgente por quirófano para cambiar el rumbo y que empiecen a desarrollarse políticas que sean efectivas y realistas.

José Fariña Tojo

Profesor

Titulación

Máster Interuniversitario El Patrimonio Cultural en el siglo XXI: Gestión e Investigación

correo:

mcalleva@ucm.es

Centro / Universidad

E.T.S. de Arquitectura UPM

Contactar




He leído y acepto la Política de privacidad

Deja un comentario